Descripción corta

TRAFALGAR. DE DANIEL TORRADO

 

Si detecta algún problema en la recepción de su pedido u observa alguna anomalía en la prenda, contacte con nosotros en: info@ducbelli.com

 

LOS GASTOS DE ENVÍO SON GRATUITOS PARA TERRITORIO ESPAÑOL. PARA RESTO DE COMUNIDAD EUROPEA: + 9 Euros. PARA RESTO DEL MUNDO: + 12 Euros.

 

Para conocer nuestra política de devoluciones, viste NUESTRA EMPRESA, al pie de la web.

TRAFALGAR. DE DANIEL TORRADO

Descripción corta

TRAFALGAR. DE DANIEL TORRADO

 

Si detecta algún problema en la recepción de su pedido u observa alguna anomalía en la prenda, contacte con nosotros en: info@ducbelli.com

 

LOS GASTOS DE ENVÍO SON GRATUITOS PARA TERRITORIO ESPAÑOL. PARA RESTO DE COMUNIDAD EUROPEA: + 9 Euros. PARA RESTO DEL MUNDO: + 12 Euros.

 

Para conocer nuestra política de devoluciones, viste NUESTRA EMPRESA, al pie de la web.

16,45 €
Tamaño
Cantidad

CAMISETA TRAFALGAR. DE DANIEL TORRADO

Algo de Historia sobre la batalla:

La batalla de Trafalgar, también conocida como el combate de Trafalgar, fue una batalla naval que tuvo lugar el 21 de octubre de 1805, en el marco de la tercera coalición iniciada por Reino Unido, Austria, Rusia, Nápoles y Suecia para intentar derrocar a Napoleón Bonaparte del trono imperial y disolver la influencia militar francesa existente en Europa. La batalla de Trafalgar se produce frente a las costas del cabo de Trafalgar, en Los Caños de Meca, localidad del municipio gaditano de Barbate. Dicha batalla naval está considerada como una de las más importantes del siglo XIX, donde se enfrentaron los aliados Francia y España (al mando del vicealmirante francés Pierre Villeneuve, bajo cuyo mando estaba por parte española el teniente general del mar Federico Gravina) contra la armada británica al mando del vicealmirante Horatio Nelson, quien obtuvo la victoria. En la actualidad, la céntrica plaza londinense de Trafalgar Square conmemora dicha victoria.

Los acontecimientos históricos que precedieron a esta batalla se han de encontrar en el intento frustrado por parte de Napoleón de invadir las islas británicas, en el que la escuadra franco-española debía distraer a la flota británica y alejarla del canal de la Mancha para dirigirla hacia sus posesiones en las Indias Occidentales. Este plan de distracción fracasó, y se agravó con la consiguiente derrota de Finisterre (22 de julio de 1805). Tras esta derrota, la flota se dirigió al puerto de Cádiz, de donde zarparía el 19 de octubre hacia Trafalgar.

La flota franco-española se vio bloqueada en Cádiz por Nelson, y en septiembre Napoleón ordenó a Villeneuve navegar a Nápoles para despejar el Mediterráneo del hostigamiento de los buques británicos, pero no obedeció esta orden, permaneciendo en puerto. A mediados de octubre, conociendo las intenciones de Napoleón de sustituirle por el almirante François Étienne de Rosily-Mesros y enviarle a París para pedirle cuentas por sus acciones, se adelantó a la llegada de su reemplazo y partió de Cádiz con la flota combinada el 18 de octubre.

El total de 34 buques se encontró entonces con la flota de Nelson cerca del cabo de Trafalgar, y el 21 de octubre tuvo lugar un encuentro naval: la batalla de Trafalgar, donde la flota franco-española fue derrotada por la Armada Real británica. Nelson fue herido de muerte durante la batalla, convirtiéndose en uno de los más grandes héroes de guerra de Gran Bretaña. Villeneuve y su buque insignia, el Bucentaure, fueron capturados por los británicos junto con otros muchos buques españoles y franceses. Por su parte, el comandante Pierre-Étienne-René-Marie Dumanoir decidió huir con cuatro navíos en los primeros compases de la batalla. El almirante español Gravina logró alejarse del campo de batalla con parte de la flota pero sucumbió meses más tarde por las heridas sufridas durante la batalla.

Los barcos capturados por la flota inglesa fueron llevados hasta el puerto de Gibraltar. Sin embargo, la fuerte tormenta que de desencadenó en las aguas del estrecho pocas horas después de la batalla, hizo que algunos barcos, dado su malogrado estado se fueran a pique en las costas gaditanas u onubenses ante la imposibilidad de resistir el remolque. Navíos como el Neptuno y el Santa Ana pudieron ser recuperados gracias a la acción de Julien Marie Cosmao-Kerjulien, quien regresó a aguas de Trafalgar con una flota de seis barcos dos días después.

TR1G

Ficha técnica

CARACTERISTICAS DEL PRODUCTO
CALIDAD 100% algodón semi-peinado Tapacosturas reforzadas en el cuello Cuello de punto acanalado con elastano ESTILO Manga corta Tubular

Referencias específicas